Acapella: “Hacemos canciones a pesar de las dificultades”

Por Daniel Accornero

Una década de transitar el duro camino de la música en la Argentina marcaron a fuego a Acapella, banda de pop rock del oeste del Gran Buenos Aires. La que está integrada por Federico Martínez en voz, su mellizo Sebastián Martínez en batería y coros, Guillermo Vecchio guitarra y teclados, Gastón Abbiatici en guitarra y coros y Nicolás Larroza en bajo

Su primer LP fue “Cuentos de mentiras”, en el 2014, producido íntegramente por Patrick Steve (Patricio Castelao – Smitten), con Diego “Kolo” Taccone (Smitten) como ingeniero. Regresan con nuevo trabajo discográfico “No Voy A Parar”. Un EP de sonido totalmente maduro, más pop rock, alejado del pop punk adolecente que tocaban cuando armaron el grupo. Acapella apunta a dar el paso definitivo para una banda independiente, editar material y seguir creciendo.

Guillermo Vecchio dialogó con Pogo de Rock, en medio de este presente con aislamiento social obligatorio que nos toca atravesar.

¿Cómo pueden describir estos 10 años de la banda? ¿Se arrepienten de algo? ¿De qué se enorgullecen?

Decir que no nos arrepentimos de algo sería mentirnos a nosotros mismos y eso, es lo peor que podríamos hacer. Pero uno le busca una vuelta a eso que pasó: hay cosas que con el tiempo uno lo aprende, entonces pasar por ello es necesario. Nadie nace sabiendo y más en una rama como el arte en donde es tan dinámico y distinto. Nos enorgullecemos básicamente de nosotros. De cómo fuimos al principio y cómo somos ahora después de andar en las tablas 10 años: los mismos de siempre.

Diez años es mucho tiempo. Pensá: ¿qué hacías en el 2010? ¿Cómo imaginabas que iba a ser el 2020? Bueno, seguro a muchos de nosotros la vida nos sorprendió y hoy puedo decir que me enorgullece pertenecer a un grupo de amigos que hacen canciones a pesar de las dificultades.

¿Cómo es el proceso compositivo de la banda? ¿Cambió en el tiempo?

El proceso compositivo es bastante parecido pero fue mutando por la misma experiencia que vas tomando. Mayormente los gemelos Martinez crean las bases de las canciones, melodía, acordes y una estructura básica. Eso lo llevan a un ensayo y entre todos los demas empezamos a cranear los temas. Si hay que cambiar acordes, pasajes, añadir o sacar estructuras. Con el tema cerrado, lo pasamos en nuestro estudio a maquetas para no olvidarnos y luego se graba para su mezcla y master correspondiente. Muy pocos temas llegan a estos últimos pasos. Somos muy selectivos y elegimos las mejores canciones que saldrán.

En estos tiempos de cuarentena, con un año por delante en el que será difícil organizar shows, ¿Cómo piensan en volver al ruedo y rearmar todo?

Venimos de una etapa de 2 o 3 shows grandes por año. No nos gusta tocar todos los fines de semana por todos lados. Preferimos pocos y exclusivos shows. Básicamente porque para cada uno armamos algo especial. Si tocar se vuelve una rutina, definitivamente ya no es lo mismo, deja de tener esa magia y le pasa lo mismo al público. Terminado este aislamiento obligatorio, volveremos por más, con más ganas de tocar, con temas nuevos, con shows nunca antes vistos. Suena demasiado, pero hacemos cosas en nuestros shows que no son “normales” hoy día. Acapella es una fiesta.

¿Este encierro obligado es disparador de nuevos temas?

Yo soy afín de que donde hay dolor habrá canciones pero esta etapa es distinta.  Nos obligan a encerrarnos y pensar, así no funciona la musa inspiradora. Esta, baja mayormente de la nada. Si la buscás no aparece (es como Waldo, cuando lo buscas en la historieta no aparece, pero lo dejas de buscar y aparece enseguida). Entonces el proceso compositivo es distinto, quizás salen frases, las anotamos y esas serán disparadores para cuando esa musa decida bajar e iluminarnos.

¿Qué definición de diccionario sería la correcta para Acapella?

Acapella en el diccionario sería “sinónimo de fraternidad”. Cuando entre dos o mas personas hay una relación tan estrecha que no es necesario palabras, solo miradas para entenderse. Tenemos una muy buena relación entre nosotros (imaginate sino cómo bancamos 10 años). A veces parecemos una familia. Y también nos pasa con el público que nos viene a ver. Se van extasiados, felices. Como después de cenar con tu familia tu plato favorito. Eso nos da mas ganas de seguir.

¿Qué les gustaría que pase con la banda?

Estaría buenísimo que toda persona se permita escucharnos. Nosotros hacemos canciones y estan hechas por y para personas que disfrutan y sufren la vida. Las canciones tienen ese no se qué que te llegan, puede ser la lírica, la melodía, lo que sea. Pero nos gustaría que de aquí en más, la gente nos dé la oportunidad de escuchar lo que hacemos. Sólo eso. Si luego les gusta y quieren vivir “La Experiencia Acapella” de vernos (y verse a ellos/as mismos/as por que participan y mucho) en vivo es ya un plus increíble. Pero nos gustaría básicamente que nos permitan entrar en su mundo.