Buitres: “No nos definimos con un género; somos una banda de canciones”

Por Nadya Pérez Lugo

 

Treinta años recorridos, un nuevo disco a editarse este año. Motivos más que suficientes tiene la banda uruguaya Buitres para festejar con un gran show el 22 de agosto en La Trastienda. Desde su Montevideo natal cruzará el Río de la Plata para traer sus clásicos y los nuevos temas.  Su formación actual es:  Gustavo Parodi (guitarra, voz), Gabriel Peluffo (voz), Pepe Rambao (guitarra y voz), Orlando Fernández (bajo y coros), Federico Bianco (batería). Antes del show en Argentina, Pogo de Rock habló con Parodi y Peluffo.

¿Hay una clave para mantenerse juntos después de tanto tiempo?

Gabriel: Tener un grupo no es una tarea sencilla, atravesar desde la adolescencia tardía hasta la adultez como grupo y componiendo es una tarea ardua per,o a su vez maravillosa, de la cual estamos muy conformes. Siempre hay altibajos en las relaciones, pero primó las ganas de salir adelante, de tocar juntos, de hacernos fuertes en los momentos más difíciles y sobre todo el placer de componer y tocar juntos, y a eso se sumó la respuesta del público, que sin el cual ésto se haría imposible. Y la gente nos ha apoyado en todas nuestras iniciativas, y eso ayudó para que uno mire y diga, “ah pasaron treinta años”, convivencia entre grupo, crecer juntos, aprender a manejar cada uno sus egos, componer juntos, sentir placer y que la gente te apoye.

Adolescencia tardía, ¿cuando llegó esa adolescencia?

Gabriel: Somos de los 80 y ahí vos tenías más años para ser adolescente, tenías veintipico y seguías siendo adolescente.

Gustavo: Hoy miro la cabeza de nuestros hijos y son cabezas mucho más avanzadas, más adelantadas a lo que éramos nosotros, no hay que olvidarse de que nosotros vivimos a la sombra de una dictadura, fuimos a la escuela, a la secundaria en dictadura. Entonces la información era otra, era todo controlado, la juventud no estaba bien vista, cantar y ser joven era sinónimo de delincuentes entonces, rompes con todo eso, con todo lo que fue el embrión de lo que fue esta banda que fue Los Estómagos, arrancamos a tocar en plena dictadura, unos inconscientes y se armó todo una movida a partir de eso, empezamos a abrir camino. Los Estómagos duran seis años, se empieza y se termina esa movida ochentera del Uruguay de Los Traidores, Los Tontos y a los cuatro meses arranca Buitres como sacándose cosas de arriba. Caminando entre escombros, porque no había quedado nada. Y una vez más hubo que hacer un camino. Consolidarse como banda nos llevó diez años, durante diez años la peleamos, tocamos, pasamos de ser Los Estómagos a tocar por la cerveza, a tocar en un barcito chiquito, todo ese tipo de cosas que se consolidan cuando tenes diez años. Que la gente te conoce, tenes un show grande, unos cuantos discos, y de ahí en más empezás a terminar de formarte como banda, a tener tu sonido propio a ser lo que sos vos hoy, pero al fin y al cabo lo que te queda en todo este tiempo es sentirte muy orgulloso de haber sido una banda muy honesta que siempre. Desde aquella época hasta ahora pensamos lo mismo e hicimos lo que se nos antojó: nadie nos dijo lo que teníamos que hacer, abrimos los caminos, hicimos que se formaran más bandas, bandas que hoy son muy conocidas y que empezaron después de haber escuchado una canción tuya, o te fueron a ver. Ese tipo de cosas te llenan de orgullo, y te hacen pensar “caramba por qué yo no puedo ir a donde están todos los demás”, y de eso se trata, arrancar a hacer una movida, como es venir a Argentina.

Hay un momento en el que se constituye la banda ¿podrían identificarlo?

Gabriel: Hay momentos fundacionales importantes en la banda, el primero fue cuando salimos de Estómagos, cuando hicimos Buitres no nos iba a ver mucha gente y tocábamos por el gusto de tocar, no habíamos asumido el rol de que tenemos que ser una banda en la ruta, pero hubo un show a fin del año noventa,un show al aire libre, tocaba La Tabaré, había mucha gente y cuando subimos a tocar vimos banderas de Buitres y eso era muy raro en esa época, y nos quedamos impresionados la cantidad de gente que nos había ido a ver, ese fue el primer momento que yo creo que nos puso de nuevo en la responsabilidad de que atrás hay gente que nos está escuchando. Y después lo que decía recién Gustavo, en el 98 por distintos motivos se disolvieron los sellos y tuvimos que ser independientes, era la primera vez que realmente fuimos independientes, y ese fue como una refundación, ahí como que nos sentimos solos. Como cuando te bajas en el aeropuerto de una ciudad desconocida y decís, “tengo que encarar”, y ahí fue cuando la banda encaró, y creo que ahí cambió todo, porque son los últimos veinte años que han sido lo que somos nosotros.

¿Qué era y qué es hoy Buitres?

Gustavo: Es el encanto es que seguimos siendo lo que éramos antes, seguimos siendo los mismos tipos que siguen haciendo las mismas canciones a pesar del tiempo, hemos trascurrido tiempos grandiosos para el rock nacional, tiempos de desastre, sube todo, baja todo, y vos vas por el costado, desde que arrancaste hasta ahora vas por el costado, haces lo que vos sabes hacer, no te colgas de nada, más allá de beneficiarte de un momento auspisioso de la música nacional, vos seguís haciendo lo tuyo. Las mismas canciones, teniendo tu sello particular, sumando gente, cada vez más, sumando generaciones, porque hoy te ven los nietos de los que te vieron tocar la primera vez, te hace sentir muy raro, pero es una satisfacción enorme, y más allá de eso, falta pelo, hay canas, pero seguimos siendo el mismo tipo de banda, tipos que cuando empezaron a tocar, laburaban, tenían sus laburos. En el caso de Gabriel él estaba estudiando, y aun hoy lo sigue teniendo, somos tipos muy reales muy simples, que además tienen una banda hace mucho y que a la gente le gusta. No hay más secreto que eso, no nos podemos creer más de lo que somos, a veces pensamos que capaz que a la gente les gusta las canciones y por eso te van a ver, y si les debe gustar mucho las canciones, pero no le podemos vender a nadie lo que no somos, el momento cuando te subís a tocar esa hora y media sos la persona más feliz del mundo y no hay más misterio, Gabriel es pediatra, el hizo su carrera a la par de la banda, pasamos por momentos donde subíamos la combi para tocar en la gira por Uruguay pero antes teníamos que parar por lugares porque él tenía que hacer visitas a domicilio, y nosotros esperábamos afuera en la combi, y ese tipo de cosas pasamos y siguen pasando. El encanto de esta banda es cuando sacas el disco y escuchas una canción o cuando la vas a ver.

Gabriel: A mí me da la sensación de que hasta hace poco, vivimos muy a la defensiva, o esperando que las cosas salieran mal o esperando el cangrejo debajo de la piedra, y creo que los últimos años hemos tenido la capacidad de disfrutar mucho más y de ser conscientes de que las cosas dependen de vos, de tu estado de ánimo. Y creo eso que disfrutamos más, hoy estamos aquí porque vamos a tocar en La Trastienda, porque forma parte de nuestro proyecto, planificamos esto hace un año y medio. Venimos de hacer dos shows enormes en Montevideo, grabamos un disco en abril acá, en el Abasto, estamos componiendo, y fue todo en cuestión de planificación y dijimos bueno, hagámoslo, y lo hicimos y nos viene saliendo bien. Lo estamos viviendo sin angustia, y antes estaba todo en contra, y estábamos siempre en la lucha, y pensábamos que se iba a caer todo.

Jueves 22 de agosto, La Trastienda. Habíamos hablado que ver una banda en vivo es un antes y un después, ¿Con qué se van a encontrar sus fans?

Gabriel: Las cosas suceden, los shows son únicos, tú lo definiste. El momento en el que se produce el enganche con una banda es cuando la ves en vivo, ahí la banda va presentar su show, va a ser la verdad cruda.

Gustavo: Una pasada de lo que hicimos durante los treinta años, desde el primer disco hasta lo último que grabamos hace dos meses acá, la idea es esa, decir “esto somos nosotros”.

¿Cuando sale el disco nuevo que grabaron?

Gabriel: Por ahora hicimos un adelanto de un tema que está en Spotify que es “La primera vez” y entramos al otro día de La Trastienda, nos vamos a grabar el resto de los temas. Este año sale sí o sí, no decimos fecha, pero si, este año lo sacamos!

En una canción dice “yo no sé dónde está la felicidad, pero la voy a encontrar”. Siendo la felicidad efímera, ¿Encontraron ustedes la felicidad después de estos años?

Gustavo: Yo soy el tipo más feliz del mundo cuando me subo a tocar, enchufo la guitarra y soy lo que quiero ser, y todo lo que hay alrededor no importa, cuando miras para abajo y ves a la gente cantando tus canciones es divino, que mejor que eso puede pasar, la banda es una banda cuando sube a tocar, y eso es lo que hay, lo que somos, esperemos que vaya mucha gente y que saquen sus propias conclusiones.

Gabriel: La verdad revelada, la felicidad absoluta, la felicidad contínua no existe, pero el hecho de buscarla es lo que a uno lo mantiene vivo, ese tema en particular está dedicado a los fans, que al igual que nosotros laburamos todos los días. El día del show es un día especial, como a los que nos van a ver, es el himno de la banda desde 2000 hasta ahora, con el tema que cerramos los shows.

¿Cómo definirían a Buitres?

Gustavo: Somos una banda de canciones, una banda que hace canciones, mas allá de como las vistan, no somos una banda punk, ni post punk ni nada, somos una banda que hace canciones, que está buenísimo, porque no nos definimos por un género, que está bueno porque la gente no tiene ni idea que banda somos, está bueno eso.

Gabriel: Estoy de acuerdo,  somos una banda que hace canciones, somos.