Indios demostró que evoluciona sin perder su esencia

Por Sofía Llamedo

Indios desplegó anoche un show prolijo, sensual y elegante en el Teatro Vorterix, en la presentación de su último disco Besos en La espalda.

La noche comenzó de la mano Ritmo y percepción, la canción que también abre su disco nuevo, seguida de Perdiendo la cabeza. Joaquín Vitola, cantante de la banda, se encargó de captar al público con sus movimientos, su traje color salmón y las maracas que aportaron su distinción a cada tema. “Buenas noches Buenos Aires, gracias por estar acá”, fueron las primeras palabras que dejó caer.

Uno de los temas más rockeros como es Minuto 0 no podía faltar acompañado por un público que cantó eufórico. Cada uno de los presentes disfrutó a su manera sin importar lo que hacía el de al lado. El hit Casi desangelados logró poner a todos en la misma sintonía. “¡Que flash es estar acá! Es una fecha muy importante para nosotros y estamos muy sensibles”, aclaró, entre risas, el frontman. Luego tomó la guitarra para tocar Lucidez, para terminar, minutos más tarde, acostado en el escenario cantando Todo es cruel.

La noche fue uno de los acústicos que deleitó al público. Con la guitarra criolla y sin micrófono, Vitola comenzó a corear Dos galaxias hasta bajar del escenario e interactuar con los fanáticos que cantaban con los brazos en alza.

La presentación del nuevo disco trajo consigo la participación de dos artistas amigos de la banda. Esmeralda Escalante, cantante de AindaDuo, subió al escenario para cantar Quiero verte con su dulce y delicada voz. Luego de dejar pasar Se diluye con un increíble juego de luces, Goyo Degano de Bandalos Chinos interpretó junto a Indios: Tardes de melancolía.

Geografía y Jullie, estuvieron en los últimos lugares de la lista. Joaquín desabrochó su camisa en el último tema: Besos en la espalda que cerró el show iluminado por las luces de los celulares de los fanáticos y un cartel, también luminoso, detrás del escenario que decía: INDIOS.

La presentación de Besos en la espalda fue un éxito al igual que cada lanzamiento de sus canciones. Muestran ser una banda cargada de introspección que les permite generar una energía indefinida (pero hermosa) que encaja perfecto con su público. Con la filosofía de vida de mostrarse tal cual son, queda en claro que la banda evoluciona sin perder su esencia y abordan nuevas temáticas, sin repetirse.