Jovenes Pordioseros: “Somos una familia, entendimos todo”

Por Nadya Pérez Lugo

 

Llegó el día tan esperado para Jovenes Pordioseros: su nuevo material bautizado con el nombre de “Viva El Rock And Roll” está disponible en formato físico y en todas las plataformas digitales. Con un total de 20 canciones en CD y 23 en el DVD, la banda muestra la celebración de sus 20 años el pasado mes de abril en El Teatrito de la Ciudad de Buenos Aires.

Para celebrar el lanzamiento, la banda entregó un show íntimo en Rockin Music Bar para medios y allegados. Antes, se pasó un fragmento del DVD. Y además hubo tiempo para poder charlar con Toti Iglesias y el tecladista Gustavo Zorri sobre el gran presente de la banda y sus planes para lo que viene. 

 

¿El DVD es un sueño cumplido para Jovenes?

Zorri: Lo siento como un reconocimiento a la banda. que tiene veinte años y está plasmado acá. Tenemos un montón de discos un montón de shows
Toti: Un montón de lio (risas)
Gustavo: Un montón de lio, de colegas, abrazos, de malos momentos, de buenos, momentos que están ahí en veinte años, lo vi así.
Toti: Todos lo tuvieron antes que yo, que aún no lo vi y no tengo dvd para verlo. Así que hoy voy a ver un pedacito.
Gustavo: Me pareció eso, una suma de canciones que todas están buenísimas, todas están ahí dando vueltas.
Toti: Por ejemplo el otro día encontré un par de libritos de esos que hablábamos, donde está la foto, la verdad llegar a un cd en vivo significa que estamos viejos, o que caminamos mucho, me parece que nos merecíamos grabar algo así, la banda en vivo suena distinto al estudio, va todo al palo, lo poco que escuche va al palo, somos los hijos de los Ramones (risas), va todo al palo, me gusta así, Rolling Stone 78’.

Toti Iglesias y Gustavo Zorri

¿Cómo fue compartir el escenario con Moretti, Pertusi,  Ale Kurz, Pilo, Juanse? ¿Hubo algún invitado más que no pudo ir?

Toti: Son los que tenían que estar, si invitamos a todos los amigotes no nos alcanzarían los temas, no llegamos a grabar tampoco, Juanse tenía que estar, no sabía si iba a llegar porque por ahí tenía un recital.
Gustavo: Ale cada tanto toca con nosotros.
Toti: En realidad vienen todos, yo sabía lo que iba a pasar con Ciro Pertusi, sabía que la gente le iba a dar mucho cariño, que él no se lo esperaba y digo por mí. Yo quería que Juanse estuviera porque fue muy importante en la historia de Jovenes, y si no venía me iba a doler, pero no por él, me hubiese dolido que quede afuera y que no esté en ese momento.

Gustavo: Lo de Manuel Moretti fue lo más novedoso, nos conocíamos poquito.
Toti: Apenas lo conocimos ya lo invitamos para que venga, es muy parecido a él (señalando a Gustavo).
Gustavo: Y salió buenísima la canción, claro si no venía la cantaba yo (risas)

Sacaron dos cortes, con Ale “Nunca me enseñaste” y con Moretti “todavía no puedo olvidarte” ¿Piensan en sacar otro?

Toti: No nos metemos mucho en eso, trabajamos en equipo, si la compañía cree que va tal tema está bien, no metemos esos berretines. Por ejemplo hoy estaban hablando en Mega, y hablaban de cuál puede ser el tema que suene, y está bien, yo los escuchaba pero no comentaba. Cada uno sabe cómo trabaja el otro, entonces no nos metemos. A veces digo: no seamos banda chica, ya caminamos mucho, yo quiero más caras, aparecer más, disfrutar más cuando uno toca.

En el show de El Teatrito, además de los invitados, estaba tu mujer embarazada. Hoy tu hija Ambar está en este mundo. ¿Cómo estás, que sentís?

Toti: Es muy loco porque esa bebita son mis ojos. La miro todo el día, antes iba a la Mega con una guitarra y ahora voy con una bebita. Hace “ah” y no existo más, no sé si lo puedo explicar, por ahí les pasa a todos, es magia, no soy más yo.

En su momento me contaste que te volviste a encontrar con tu padre a los 18 años y que te dijo de la camisa rota, y vos por dentro pensabas, “¿Por qué no me decis que me queres?” ¿Que te dirías a vos como padre?

Toti: Mirá, me pasó algo muy loco con lo de mi viejo, hace dos semanas me pasó, miraba a la bebita, y apenas dice “ah” yo estoy ahí, todo el día estoy para ella. Entonces ahora odio más a mi papá, no lo odiaba, pero ahora sí. ¿Cómo se fue cuando yo tenía tres meses? Nunca tuve un sentimiento por él, ahora sí, no sé si es odio, pero si tengo una reacción, cómo si yo era así de chiquito se pudo despegar de mí, si yo no me puedo despegar de Ambar, es imposible que te despegues, ahora si tengo un sentimiento, eso me pasó, no sé si es odio, pero si me provoca algo que antes no me provocaba, porque cuando veo a la bebita y  hace “ah” y yo puedo entregar mi corazón, me pregunto cómo me pudo dejar a los tres meses, no sé si es odio, es raro, es un sentimiento.

Me contaste que pasabas los años nuevos solo con tu perro comiendo hamburguesas, que el rock and roll te volvió un cavernícola, y  hoy sos papá,  ¿Cómo te sentís con estos cambios en tu vida?

Toti: Sigue todo igual, soy medio un cavernícola, yo ya no estoy saliendo, con el Zorrito no salimos, bueno el Zorrito a veces anda por ahí me parece. Son elecciones. Me encerré un poco más porque me cuesta salir porque no disfruto, me pasa de volver triste, a veces tener a alguien a las cuatro de la mañana atormentándote no está bueno, así que eso no cambia en mí. Lo que cambia es la prioridad, salgo a cualquier hora o voy a donde sea si a la bebita le pasa algo, son decisiones de vida, ahora miro Netflix.

Como le pregunte a Toti en su momento ahora te pregunto a vos Zorri, si Jovenes Pordioseros existiera en un diccionario ¿Cuál sería la definición?

Zorri: Familia. Yo paso más tiempo con los chicos que con la familia de sangre digamos. Es eso, sino tuviésemos la química que tenemos o la buena onda que hay no podríamos hacer nada, mañana nos vamos estamos cuatro días juntos, hoy estamos acá, mañana con nuestras familias, y después cuatro días nosotros juntos. Y sino grabamos, y sino tenemos shows, es parte de mi vida, nos respetamos, cada uno tiene sus cosas, su horario, algunos salen otros no, aprendimos a convivir.

Toti: Cuando estamos juntos lo disfrutamos muchísimo, y hay respeto, somos eso, familia, está bueno, entendimos todo, hace mucho que no comemos juntos, porque vivo en otro horario, pero cuando nos juntamos a la tardecita (agrega Zorri, si nos juntamos cuando baja el sol, risas) porque estamos por tocar, estamos un rato, y nos respetamos mucho.

Zorri: Siempre esta esa tensión de la banda yendo al show, todos eufóricos, y somos adolescentes puros, un viaje de egresados contínuo.