Kapanga y su costumbre: armó una fiesta en el Teatro Flores

Por Nadya Pérez Lugo

 

Kapanga se presentó en Teatro Flores, en el primero de sus tres recitales (17-05 Teatro Ópera-La Plata y 01-06 Auditorio Oeste-Haedo) antes de ingresar a grabar su nuevo material de estudio.

Se corrió el telón y enseguida sonaron los acordes de “Miami (guarda a la salida)”.   Continuó bien arriba con  “Mesa 4”, “Elvis”, “Ramon”, y “La crudita“.  Después del arranque festivo, entró el primer invitado de la noche: Tobías Fabio (hijo del cantante y líder de la banda), quien participó del tema “Fumar”“Te quiero hijo, gracias por tu compañía”, expresó el Mono.

Párrafo aparte, en estos recitales los niños y niñas entre 7 y 14 años ingresan gratis, acompañados de un mayor. Al respecto,  Fabio manifestó: “Tratamos de acercar a la familia y vamos a colaborar con todas las metodologias que podamos. Gracias a todos por venir a un show de Kapanga”. Clara alusión a la crisis económica que vive el país.

PH: Nadya Pérez Lugo
Después sonaron  “No me sueltes” y “Para vos”, la canción del guitarrista Miguel de Luna Campos (Maikel).  El show siguió con el segundo invitado especial: Juanchi Baleirón (cantante de Los Pericos), con quien tocaron “Bailarín asesino” y los clásicos “En el Camino” y “Albañil”.
PH: Nadya Pérez Lugo
Para la siguiente parte del recital, el Mono preguntó si había gente que iba por primera vez. Y levantaron la mano por lo menos unas 15 personas, quienes pudieron conocer el gran show que da Kapanga y la cercanía y compromiso que tiene la banda con su público. Que se manifestó cuando una mujer se sintió mal.  El staff de Kapanga la asistió de inmediato. El Mono bajó del escenario y le acercó una bebida azucarada que le había pasado el bajista Javier Manera.  Para descontracturar un poco la situación, Fabio dijo “No vale hacer que se desmayan para que les haga respiración boca a boca”. Las risas inundaron el teatro.
PH: Nadya Pérez Lugo
La fiesta tuvo su final. Sonó “El Universal” donde Maikel se patinó y dio “elegantemente” unas vueltas por el piso del escenario.  “Fiel a su estilo, se dio un porrazo”, tiró el Mono.  “Bisabuelo”, “Rock” y “Mono relojero” (con el pogo clásico), fueron las estocadas finales que entregó Kapanga, fiel a su costumbre de hacer de cada show una fiesta.
PH: Nadya Pérez Lugo