Muerdo graba nueva versión de «Yo Pisaré Las Calles Nuevamente» en apoyo a protestas chilenas

El cantante y compositor español reversionó la canción de Pablo Milanés, segundo adelanto de su nuevo álbum: «La Sangre del mundo» ,

Es sabido el compromiso del cantante español con diversas causas sociales en su país y en America Latina. La lucha por la igualdad, el respeto a los pueblos originarios, la democracia y las libertades individuales.

Con las sucesivas visitas al país vecino, el artista desarrolló un lazo muy profundo con su gente.  Así como cuando Muerdo visita Argentina, lo hace como un ciudadano más del país, esto le permitió involucrarse y estar presente en la calle, compartiendo con las personas y entender muy bien lo que se demanda y por qué se marcha en Chile. “Pasa que cuando vas mucho a un lugar, como me ha pasado a mí con Chile y Argentina, vas prestando atención a lo que allí pasa. Haces propio el sufrimiento y la desigualdad que ves, porque la viven las personas que quieres, entonces te duele a ti también. Para mí era imposible no ir y estar en la calle con la gente que quiero”, comenta desde España.

 «Yo Pisaré Las Calles Nuevamente» fue escrita por Pablo Milanés después del golpe de estado de 1973 y Muerdo decidió grabarla y adecuarla a su estilo. Así es como este candombe electrónico down tempo se transformó en el primer adelanto de su nuevo disco y lo usa para darle más voz al pueblo chileno y con ellos, a todo el pueblo latinoamericano. En esta labor se apoya en un tremendo videoclip que refleja claramente la realidad. Hace el paralelo con la época de dictadura y la actual; muestra a personas reales que sienten la necesidad de ser escuchadas y de volver a las calles, en cuanto la pandemia lo permita. 

Un español hablando de LatinoAmérica no es algo muy extraño, ya lo han hecho otros artistas internacionales que han tocado las cacerolas y han levantando el mensaje de la injusticia, porque como lo menciona Muerdo: “Como seres humanos, nosotros no podemos seguir mirando las cosas de manera individual. La mirada ahora debe ser global, porque la injusticia no tiene patria y el arte que entregamos nos permite entregar un mensaje más masivo y tomamos la responsabilidad de hacerlo”.