Murió D.J. Fontana, legendario baterista de Elvis Presley

D.J. Fontana, el baterista que ayudó a lanzar el rock ‘n’ roll como músico acompañante de Elvis Presley, falleció este jueves a los 87 años.

Su esposa Karen Fontana dijo que el músico murió el miércoles por la noche en Nashville mientras dormía. Había sufrido complicaciones de una fractura de cadera en el 2016.

«Era amado por todos alrededor del mundo. Trataba a todo el mundo como si todos fueran sus amigos», dijo.

Fontana pasó de tocar en locales nudistas en su natal Shreveport, Luisiana, a hacer historia como el primer baterista de Elvis Presley, con quien trabajó por años.

Se conocieron en el Louisiana Hayride, un popular e influyente programa de música country de radio y TV basado en Shreveport. Fontana, el baterista del programa, pidió acompañar al grupo de Elvis para una sesión televisada en octubre de 1954.

Por ese entonces un artista regional, Presley, de 19 años, había estado grabando y dando conciertos desde el verano con el guitarrista Scotty Moore y el bajista Bill Black, los músicos que Sam Phillips -el fundador de Sun Records- convocó luego que Elvis se apareció en el estudio del sello con sede en Memphis, Tennessee.