Pablo Oliva : “La gente no se olvidó de Gazpacho y eso es reconfortante”

Por Daniel Accornero

Gazpacho  está de vuelta. Y con su formación original: Pablo Oliva (voz),  Nando Cáliz (guitarra),  Daniel Cáliz  (guitarra),  Facundo Pereyra (bajo) y César Gornalusse (batería). La banda se presentará el sábado 11 de mayo en la Trastienda Samsung. 

“Me fui de la banda hace más de 9 años. Como toda separación, como en un matrimonio, tuvimos un corte. Pero con el tiempo empezamos de nuevo a vernos con el resto de los chicos de la banda. Siempre hablamos, pero nunca del regreso. Este año empecé a extrañar mucho las canciones que habíamos hecho,  tocarlas juntos, compartir esos momentos.  Y congeniamos.  Viste cuando las cosas se dan. Bueno, así fue. Con Nando, también fundador de la banda, hablamos y decidimos regresar a tocar juntos.  Incluso César Gornalusse,  el batero, que está viviendo en San Luis, se copó y se sumó a esta vuelta. Hubo una gran comunión y acá estamos de vuelta”, dispara Pablo Oliva en diálogo con Pogo de Rock. 

Y eligieron volver con un show nada menos que en un lugar emblemático…

Es una alegría enorme volver a La Trastienda. Por suerte se está vendiendo muy bien la fecha, la gente está acompañando, no se olvidó de nosotros y eso es reconfortante.

¿Cómo está sonando Gazpacho 2019?

Me encanta. Después de una década, lo veo mucho más maduro, con más experiencia. Es interesante, estamos sonando muy lindo. Hay un cambio que es muy bueno. Tienen que venir a vernos.

¿Y puede haber disco en breve?

La idea es empezar a trabajar juntos, a juntar energías para volver a tocar las canciones viejas , para hacer temas nuevos. Queremos ver cómo suena Gazpacho 2019. Con muchas ganas estoy escribiendo muchas canciones. Me vine unos días a Buenos Aires ya que estoy viviendo en Uruguay.  Me metí en un estudio. No sé si haremos un disco o canciones sueltas como se estila ahora. Cambió bastante la manera de mostrar la música.

 

 

¿Ya definieron el set list? ¿Podemos adelantarle algo a los fans?

Es dífícil elegir los temas, porque si elegimos los que nos gustan sería un show muyyyy largo (risas). Está muy bueno lo que armamos. Hay que ponerse en forma porque hay que bancar el show. Nos pusimos de acuerdo y los temas están muy buenos.

Subiste a las redes sociales algunos videos cortos y tuvieron mucha aceptación en el público…

Lo de las redes es increíble. Es un gran termómetro. Yo vivo en el campo, en Uruguay, entre Lavalleja y Maldonado.  Ahí ensayo y grabo cosas. Apenas las subo a las redes hay una reacción inmediata. La gente te empuja a hacer más cosas.

 ¿Dejaste de lado tu etapa solista?

Allá en Uruguay estoy con otra banda que se llama “Otro pulso”, es otro tipo de música, mucho más tranquila. Es un proyecto propio. Pero ahora di vuelta la página y estoy a full con Gazpacho. Toda la energía está puesta acá.

¿Cómo ves al rock en tiempos de reggaetón y trap?

Lo que veo en el rock es que nunca fue fácil pero ahora veo una apertura más grande. Hace 15 años era todo rollinga. Para nosotros era muy difícil. Hoy veo que hubo una apertura muy grande con los estilos. Y todos se aceptan. Uno en la música se tiene que poner la mochila y remarla. No es fácil. Hay que creer. En Gazpacho son muchos años por amor a la música.

¿Pueden vivir de la música?

No es fácil vivir de la música. Muchos le buscamos la vuelta . Siempre hay recomensa y eso está bueno.  Cuando anunciamos que volvíamos con Gazpacho y que tocábamos en La Trastienda nos decían: ojo con hacer shows grandes, no se están vendiendo tickets por la crisis. Pero nos la jugamos y nos está saliendo bien. Eso es lo lindo que tiene la música. Disfrutamos que la gente nos apoye.

Dame una definición de diccionario sobre Gazpacho

Es una banda de rock que realmente laburó mucho, que tocó por toda la Argentina sin parar durante años. Mucha gente pensó que por los videos y todo eso que era una banda media comercial. Pero estuvimos por todo el país, yendo y viniendo, tocando y tocando. Es lo que siembras, mostrando tu música arriba de un escenario.

Justo hablando de los videos, ahora sino tenés uno estás fuera de todo

Estás en el horno (risas) Todas estas herramientas están buenas para llegar a la gente, llegás mucho más directo, de frente.

Mucho más democrátrico…

Totalmente. Tiene más opción de elegir la gente y no las compañías.  En Argentina, y por las compañías, muchos eran artistas por ser amigo y no por lo artístico. Vi mucha gente talentosa y que no tuvo lugar y muchos que por amistad llegaron. Es una falla enorme que tenemos. Si tenés talento ahora tenés más chances.  Muchos artistas chocaron contra “los amigos de”.